ambiente

Escultura natural.

Hacía calor, mucho. Caminamos por demasiado tiempo hasta encontrarnos esta belleza creada por la naturaleza. El largo camino, lo pesado del equipo, el calor, valieron la pena para encontrar esto.

Esculturas.

Dos excepcionales esculturas de madera creadas a partir de elementos naturales, y como fondo la obra más imponente que nos regala la naturaleza, el mar.

Riesgo.

Vale la pena arriesgar el equipo.

Para esta imagen necesitábamos colocar la cámara a nivel de piso, con el riesgo de ser embestidos por una ola. Afortunadamente, logramos la sincronía ideal para salvar la cámara y obtener la imagen. ¡Definitivamente vale la pena correr el riesgo!

Por el placer de consentirse.

Sabores, texturas, aromas, colores.

Cualquiera de ellos son buen pretexto para consentirse.

Estas imágenes lo dicen todo.